Gran Meliá Iguazú: Un Oasis de Lujo en el Corazón de las Cataratas

El Gran Meliá Iguazú, anteriormente conocido como el Sheraton Iguazú, se encuentra estratégicamente ubicado en el Parque Nacional Iguazú, a solo 1,7 km de las majestuosas Cataratas del Iguazú. Este hotel de lujo no solo ofrece una ubicación inmejorable, sino también una gama de servicios y comodidades que lo convierten en una experiencia inolvidable.

Mi video review del hotel:

Ubicación Privilegiada

El mayor atractivo del Gran Meliá Iguazú es su ubicación dentro del Parque Nacional Iguazú. Este es el único hotel en Argentina que permite a los huéspedes disfrutar de las cataratas desde la comodidad de su habitación o de las áreas comunes del hotel. Los huéspedes pueden comenzar su día temprano explorando el circuito inferior de las cataratas antes de que lleguen las multitudes, aprovechando al máximo la tranquilidad y la belleza del entorno natural.

Vistas Espectaculares

Gran Meliá Iguazú vista a las cataratas

Las habitaciones del Gran Meliá Iguazú están diseñadas para maximizar el confort y la conexión con la naturaleza. Con una decoración sobria y grandes balcones privados, los huéspedes pueden elegir entre vistas a la cascada o a la jungla. Imagina despertarte con el sonido del agua y la vista de una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo justo desde tu balcón.

Instalaciones de Lujo

Alberca Infinita y Spa

El Gran Meliá Iguazú cuenta con una impresionante alberca infinita que parece fundirse con el horizonte, ofreciendo vistas inigualables de las cataratas. Además, el hotel dispone de un spa que incluye bañera de hidromasaje, baño turco y sauna. Para quienes buscan relajación adicional, hay servicios de masajes disponibles bajo petición por un suplemento. El gimnasio, por otro lado, es de uso gratuito para los huéspedes.

Gastronomía de Primera

Gastronomia Gran Melia Iguazú

Con tres restaurantes y cuatro bares, el Gran Meliá Iguazú se destaca por su oferta gastronómica. Los restaurantes Merkado, Amaro y Gala ofrecen vistas a la cascada y una selección de cocina internacional que satisface los paladares más exigentes. Los bares del hotel sirven una amplia variedad de bebidas de calidad, perfectas para relajarse después de un día de exploración.

Comodidades Adicionales

El hotel también ofrece una piscina con tumbonas rodeada de un exuberante jardín, creando un ambiente perfecto para relajarse y disfrutar del sol. Además, hay aparcamiento gratuito disponible bajo petición, lo que facilita la estancia para aquellos que viajan en coche. El Gran Meliá Iguazú organiza paseos a sitios de interés turístico, permitiendo a los huéspedes explorar más allá del parque nacional con comodidad y estilo.

Servicio Excepcional

Atención al Detalle

El servicio en el Gran Meliá Iguazú es uno de sus puntos más fuertes. Desde la flexibilidad con los horarios de desayuno hasta la amabilidad del personal, cada interacción se maneja con una predisposición, amabilidad y respeto que hacen sentir a los huéspedes como en casa. La hospitalidad del personal local añade un toque personal y cálido que es difícil de encontrar en otros hoteles de lujo.

Experiencias Personalizadas

Los huéspedes pueden solicitar ajustes en sus reservas y servicios, como cambios en los horarios de desayuno o peticiones especiales, como empanadillas antes del check-in. Incluso se pueden organizar actividades como sesiones de tango, lo que muestra la flexibilidad y el deseo del hotel de crear experiencias únicas y memorables para cada visitante.

Perfecto para Parejas

El Gran Meliá Iguazú es especialmente popular entre las parejas. Con una calificación de 9,9 para viajes de dos personas, este hotel ofrece el entorno romántico perfecto para una escapada en pareja. Desde las cenas con vistas a las cataratas hasta los paseos tranquilos por el parque, todo está diseñado para ofrecer momentos inolvidables en un entorno natural impresionante.

Conclusión

El Gran Meliá Iguazú es mucho más que un hotel; es una experiencia única que combina lujo, naturaleza y un servicio excepcional. Con su ubicación privilegiada dentro del Parque Nacional Iguazú, vistas espectaculares, instalaciones de lujo y un servicio impecable, este hotel se destaca como una opción inigualable para quienes desean explorar las maravillas de las cataratas del Iguazú con todo el confort y el lujo que solo un hotel de 5 estrellas puede ofrecer.